El vidrio: una tendencia en joyería

Conoce las 5 características que han convertido al vidrio en uno de los materiales favoritos de la joyería.


  1. El tamaño: olvídate de las palabras “quilates” y “escaso”

  2. Variedad: la gama del arcoíris al alcance de tu mano

  3. Dureza: una ventaja del material en el proceso de tallado

  4. Disponibilidad: la garantía de la continuidad para tus proyectos

  5. Sostenibilidad: un valor intrínseco


Me fascinan las piedras preciosas. Me encanta que sean auténticas, naturales, irrepetibles. Me he declarado fan de las esmeraldas y los zafiros colombianos, con los que trabajo día a día. Pero en medio de este escenario, hay una verdad innegable: cada vez es mayor la presencia de materiales alternativos en la elaboración de joyas.


Las gemas siguen reinando en el ecosistema de la orfebrería. Inclusive, una nueva generación de diseñadores está valorando la existencia de las inclusiones como una característica definitoria, que le proporciona un carácter de unicidad a las piedras. Y en medio de la “producción en serie”, los coleccionistas buscan especímenes raros, llenos de cristales, gases, halos y colores, tal que no puedan imitarse bajo condiciones de laboratorio.

En el otro lado están los vidrios: mayoritariamente unicolores, pero increíblemente versátiles, variados y al alcance de todos (¡y no sólo por su fabricación!). Pero, en realidad, ¿qué ha causado esta demanda creciente de vidrios para joyería? ¿Qué características tiene este material para haberse convertido en uno de los favoritos de la industria?


Sigue conmigo, y descubre por qué el vidrio ha logrado posicionarse como un elemento favorito en el diseño y elaboración de joyas.


1. El tamaño: olvídate de las palabras “quilates” y “escaso”


En materia de joyas, el tamaño de la piedra es importante. Entre mayor sea la gema, es más escaza. Y entre más grande y escasa, es más costosa.


Pero el tamaño también se relaciona con la calibración. Normalmente, se busca que las piedras estén calibradas cuando se elaboran anillos sinfín, o al hacer engastes al pavé y micro-pavé. Por un lado, esto se debe al estilo clásico de las joyas. Por el otro, el usar las piedras calibradas en grupos o en su totalidad, permite que el color y el brillo se distribuyan de forma homogénea a lo largo de la pieza, haciéndola más vistosa y deseable.


Aun así, no siempre es fácil conseguir piedras naturales calibradas (claro, lo digo en calidad de joyero y no de tallador de gemas). La calibración depende no sólo del lapidario, sino también del material a tallar: disponibilidad, color, calidad.

Fotos: The Sapphire | Vidrios tallados por Oscar Bautista


Por tanto, cuando de tamaño y cantidad se trata, el vidrio te da puntos a favor. Por supuesto, el tamaño influirá en su precio. Pero difícilmente será tasado como si se tratara de la joya de la corona.


De la misma forma, la producción y accesibilidad al material da la posibilidad de realizar cortes calibrados bajo pedido, siempre pensando en satisfacer las necesidades planteadas en cada diseño.


2. Variedad: la gama del arcoíris al alcance de tu mano


Los vidrios son elaborados en casi todas las tonalidades posibles. Claro está: esto no te garantiza que vayas a tener un PANTONE ni un color bajo pedido. Pero sí te da la libertad para que escojas entre tonos y saturaciones. Te sorprendería ver cuántas combinaciones puedes tener al utilizar vidrios.


Uno de los atemporales es el fantástico transparente. Va bien con todas las ocasiones, con todos los eventos y con todos los outfit y accesorios.


Foto: The Sapphire | Vidrios tallados por Oscar Bautista


3. Dureza: una ventaja del material en el proceso de tallado


El vidrio tiene una dureza apropiada. Es lo suficientemente duro para ser usado en joyería; por tanto, se puede engastar en una joya mediante diversas técnicas y resistir a la presión (por supuesto, no podemos exagerar porque siempre habrá unos materiales más resistentes que otros).


Foto: The Sapphire | Vidrio tallado por Oscar Bautista


Por otro lado, se deja lapidar con fluidez. Esto permite que puedan crearse diferentes cortes y diseños, respondiendo eficazmente a las tendencias y personalizaciones.


4. Disponibilidad: la garantía de la continuidad para tus proyectos


La reducción o falta de material condiciona el desarrollo de piezas o colecciones de joyería. Una de las ventajas de trabajar con vidrios es que los puedes encontrar con mayor facilidad y en más cantidad.


Foto: The Sapphire | Vidrios tallados por Oscar Bautista


Asimismo, de un gran trozo puedes obtener un número considerable de piezas que pueden ser talladas a medida. Por supuesto, los vidrios también se agotan. Puede que el tono que compraste hoy sea tan increíble, que ya mañana no haya más en la tienda. Pero a diferencia de las piedras naturales, siempre tendrás más opciones para conseguirlos.


5. Sostenibilidad: un valor intrínseco


La sustentabilidad es un factor que hoy en día preocupa a muchos diseñadores, joyeros y orfebres. Se ha vuelto imperativo pensar en el impacto de la minería sobre el medio ambiente y las comunidades locales.


Si bien existen marcas que propenden por un balance entre la economía, la sociedad y los ecosistemas, también es cierto que aún hay zonas en el mundo lastimadas por prácticas poco éticas.


Bajo este concepto, el vidrio se ha posicionado como una alternativa muy procurada. Tal vez no exista una sola actividad en el mundo que pueda considerarse como 100% sostenible. Sin embargo, el uso del vidrio genera un menor impacto ambiental, tornando a la joyería en un arte más amigable con el entorno.


Y tú, ¿ya has utilizado vidrio en la elaboración de tus diseños? ¿O has usado joyas con el vidrio como pieza principal?


Foto: Oscar Bautista


74 vistas

¿Cuánto cuesta tallar una piedra preciosa?

Estoy en búsqueda de:

Cursos

Cursos

Tallado de Piedras Preciosas.

Servicios

Servicios

Tallado de Piedras Preciosas.

Herramienta

Herramienta

Tallado de Piedras Preciosas.

Oscar-Bautista-Tallado-de-Piedras-Precio